Muchos ciclistas no conocen el término inglés commuting que no es otra cosa que desplazarse en bicicleta a diario y realizar con este vehículo las actividades rutinarias.

Este era el objetivo del velocípedo dirigible que inventó el barón Karl von Drais el año 1816 en Alemania que fue el precursor de la actual bicicleta.

Los commuters combinan la bicicleta y el desplazamiento andando de forma constante. La comunidad commuter lleva a los niños a la guardería, llega hasta el tren, pedalea hasta el trabajo, aparca delante de la tienda de comestibles, entra en el gimnasio, se detiene en la playa a mirar el mar, ….

Después de conocer a muchos commuters, me he dado cuenta que convertirse en un commuter es una decisión personal muy relevante. Implica un cambio en la manera de vivir, en los horarios, en la estructura mental, en plantearse el tiempo libre o el estilo de ropa.

Más que una manera de vivir, diría que es una actitud. Para mí fue un privilegio y la oportunidad de formar parte de Prooü. Después de 15 años trabajando en una multinacional en el centro de Barcelona, trasladaron la sede a la zona de Diagonal Mar y con este cambio decidí desplazarme hasta el trabajo en bicicleta. Me convertí en commuter, sin saberlo, y me enfrenté a algunas de las dificultades.

La mayoría de días vestía traje o pantalones chinos y no encontraba los zapatos para moverme en bicicleta de forma cómoda y elegante. Al principio usaba unos sneakers para ir en bici y me cambiaba los zapatos al llegar al trabajo. Fue en este momento donde se nos ocurrió desarrollar los zapatos Prooü con Joan. Buscábamos un zapato de piel que fuera elegante pero que tuviera la comodidad de un sneaker: unas zapatillas para commuter.

Un mediodía a la hora de comer, paseando por la Rambla del Poblenou debajo de Diagonal Mar me encontré el taller de Ribó y me fijé en el escaparate. Había zapatillas de ciclismo clásico que eran una preciosidad y junto a ellas había una que tenía una suela distinta.

Zapatillas ciclismo clásico Ribó

Fui a verlo con más tiempo y junto con Joan empezamos a desarrollar las zapatillas para commuting de Prooü. Inspiradas en el diseño de las zapatillas de ciclismo clásico, pero con la comodidad de los sneakers.

Joan Esteve y Orestes Ribó empezaron a darle forma a estas nuevas zapatillas. Usando las hormas de las zapatillas clásicas, pero incorporando otros materiales y técnicas de los sneakers actuales.

Muchos de los ciclistas famosos de España de la época de los 40s hasta los 80s han calzado zapatillas Ribó. Hemos mantenido las hormas y, por lo tanto, la forma de las zapatillas que han testado estos campeones y podemos confirmar que se adaptan al pie de forma muy eficiente para pedalear.

Conoce las zapatillas para commuting de Prooü.

Modelos Prooü: City and Pelotón collection

De esta manera, buscamos una suela que tuviera suficiente agarre para poder ir en bici los días de lluvia y finalmente se decidió incorporar una suela de neumático. Además, se hicieron pruebas con distintos grosores de suela EVA para proporcionar el confort de los sneakers. Al final se optó por usar dos grosores diferentes e incorporar un poco de inclinación a la zapatilla de cara a caminar mejor.

A nivel de transpiración, utilizamos un forro de alto rendimiento que deja transpirar el sudor pero que mantiene la temperatura en invierno. Sin embargo, tuvimos que buscar un color y textura acorde con la piel que usamos en el exterior. Es verdad que las zapatillas que incorporan agujeros como las zapatillas clásicas de ciclismo tienen un poder de transpiración natural mayor, pero también queríamos que estas zapatillas fuesen útiles en invierno.

En este sentido, incorporamos un modelo donde tapamos los agujeros con una membrana 3M reflectante. Por un lado, la zapatilla se convierte en una zapatilla ideal contra el frío y, además te proporciona seguridad por la noche gracias al efecto reflectante. ¡Qué chulos quedan los agujeros reflectantes por la noche!

Membrana 3M reflectante

Por último, incorporamos una plantilla de látex que coge la forma del pie para ganar confortabilidad.

Orestes Ribó, maestro zapatero ciclista, sigue elaborando a mano las zapatillas Prooü en su taller del Poblenou. Creo que es el último zapatero ciclista en Europa. Para mí, convertirme en commuter me ha dado la posibilidad de trabajar con él y conocerle personalmente y esto también ha sido realmente un privilegio.

Orestes Ribó en su taller de PobleNou

Con las zapatillas para ciclismo urbano de Prooü puedes desplazarte al trabajo de forma cómoda e ir elegante al mismo tiempo. Recuerdo que estrené las zapatillas Prooü en una reunión de trabajo y mis colegas, que no son commuters, encargaron todos un par de zapatillas. Son muy cómodas y fashion, me dicen. Esto es Barcelona.

Conoce nuestras zapatillas para commuters.

Prooü Toscana: City Collection

Creo que no pedalean mucho, pero yo les llamo Commuters!