El auge de las carreras de ciclismo clásico ha atraído muchos nuevos aficionados que sólo han conocido la afición al ciclismo con lo que podríamos denominar material “moderno”: Cuadros de aluminio o carbono, ruedas con núcleos cerámicos , aros de perfil de carbono…

Lo mismo pasa en accesorios menos notorios, la mayoría de los practicantes habituales de ciclismo a día de hoy sólo han conocido los pedales automáticos: Look, Shimano… ya sea en variantes de carretera o montaña.

Aunque ya se data del primer pedal automático en fechas de 1890, y la marca Cinelli hizo algunas innovaciones el los primeros años de los 70, fue la cas Look, que utilizó un sistema similar al enganche automático de las botas de esquí,  a quién se le reconoce el lanzamiento en el año 1984. Su implementación fue rápida en el pelotón profesional, y ya en 1985 Hinault ganó el Tour con el invento.

 

Pero aunque todos recordamos los pedales de rastral, son muchos los que dudan de cómo usarlos ante las crecientes carreras de ciclismo clásico cómo l´Eroica cómo referente internacional , o las nacionales cómo Pedals de Clip, la Clásica Otero, Eroica Hispania… o tantas otras.

 

En Proou trabajamos con Orestes Ribó, hijo del que en 1945 empezara el taller y marca RIBÓ fabricando zapatos para ciclismo ( aquí tenéis el link al video de la historia de Ribó ). En los mismos talleres dónde nació Ribó y utilizando aún los mismos moldes y formas para cortar el cuero, aún fabricamos de forma artesanal zapatillas de ciclismo clásico cómo las que se usaban antes de la era de los pedales automáticos.

 

En el correo electrónico de información, nos llegan muchas dudas de que zapatilla es la mas adecuada para correr las cicloturistas clásicas, también en muchas carreras vemos las dudas del uso del pedal con rastral.

 

El uso de las zapatillas clásicas en las carreras vintage és casi obligatorio ya que en los reglamentos las normas invitan a usar material de antes de 1984, que es cuando con el nacimiento de los pedales automáticos y casi simultáneamente del cambio indexado, nace el ciclismo moderno. Así pues el maillot y culotte de lana,  una bicicleta de acero y unas zapatillas de la época son imprescindibles.

 

La elección de la zapatilla se basa sobre dos tipos de suela:

La zapatilla clásica con cala clásica.

La zapatilla clásica con suela cicloturista.

Las dos zapatillas están pensadas para encajar perfectamente en un pedal con rastral.

La gran diferencia entre ellas es que la de cala es algo más rígida que la cicloturista, y la cicloturista permite caminar más fácilmente.

Para saber cuál es la mas conveniente a tus necesidades , comentamos particularmente cada tipo de suela.

 

ZAPATILLA CLÁSICA CON CALA CLÁSICA:

 

La cala clásica sirve para anclar la zapatilla al pedal de la forma más sólida posible. Se trata de un bloque regulable en posición con una hendidura que encaja en el borde del pedal y ayuda a la sujeción. No se trata de un anclaje automático, sólo evita que el pie se mueva de sitio haciendo que el pedaleo sea lo más consistente posible.

Una vez encajado el pie ya no se mueve ni adelante ni atrás, y para que el encaje sea aún más fuerte, sólo queda abrochar el cinturón del rastral para que la zapatilla no pueda moverse verticalmente.

Una de las preguntas que nos hace la gente es cómo de fuerte se abrochaban los ciclistas de antaño, Orestes Ribó nos cuenta que los ciclistas levaban los rastrales sueltos durante las rodadas en el pelotón, o el los momentos de paz, que siempre mantenían la posibilidad de sacar el pie de forma rápida por si acaso. Y era en los ataques y  escaladas,  los momentos de pedalear duro y sacar el máximo rendimiento, que se abrochaban el rastral.

 

 

ZAPATILLA CLÁSICA CON SUELA CICLOTURISTA:

Las zapatillas clásicas con suela cicloturista comparten el mismo look clásico , pero afrontan las carreras clásicas con otro espíritu. Son suelas de caucho , menos rígidas de suela, que permiten andar si se necesita poner el pie al suelo. En la suela tienen unas estrías que permiten el encaje en el pedal.

A priori son más rápidas de sacar del pedal, ya que las hendiduras de encaje son igual de profundas que las calas clásicas, pero tienen mayor holgura. Pero si se aprieta el rastral , la zapatilla va a quedar acoplada al pedal.

Una opción en auge entre los ciclistas clásicos noveles es comprar unas zapatillas Bikers Proou, que tienen el look clásico que demandan los reglamentos, pero que te sirven para el día a día el resto del año si sólo haces unas pocas carreras.

¿Sabes cuál fue el ultimo año en que un ciclista ganó el Tour de Francia con rastrales?

1987, Stephen Roche, ya en pleno dominio de los pedales Look automáticos.